Noticias

15 Mar 2020

La UMA cierra sus centros y refuerza las medidas para evitar el trabajo presencia

Con carácter general, los trabajadores desarrollarán su actividad de forma telemática, aunque habrá servicios que requieran la estancia física de determinadas personas

La Universidad de Málaga, tras la declaración del estado de alama por parte del Gobierno para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el covid-19, ha determinado el cierre al público de todos los centros y dependencias universitarias, así como la suspensión de todas las actividades académicas y administrativas de carácter presencial, incluidas las prácticas curriculares y extracurriculares de estudiantes en empresas.

Esta decisión se ha comunicado a través de una resolución del rector enviada el domingo a toda la comunidad universitaria, teniendo en cuenta también las recomendaciones del Gobierno andaluz y en consonancia con los acuerdos adoptados por los rectores de las universidades públicas de Andalucía.

El objetivo no es otro que garantizar la salud de la comunidad universitaria, así como la prestación de los servicios universitarios en la manera que sea posible, para lo que se utilizarán en mayor medida los medios telemáticos. Las medidas se prolongarán, en principio, hasta el próximo 30 de marzo.

En la resolución del rector se determinan normas dirigidas a todos los integrantes de la comunidad universitaria, entre las que destacan las siguientes:

PDI: El Personal Docente e Investigador desarrollará su actividad docente y de gestión de manera telemática, mientras que la actividad investigadora deberá desarrollarse preferiblemente también de modo no presencial cuando sea posible. Las instrucciones y medidas organizativas las dispone el Vicerrectorado de PDI y, entre otras cosas, establecen que los docentes e investigadores «se abstendrán de accer a las instalaciones donde lleven a cabo su actividad, con la única excepción de la realizacion de actuaciones totalmente imprescindibles».

También se suspende la defensa de los TFG y TFM. La celebración de alguno de ellos ya planificada y que no pueda retrasarse será autorizada siempre que su realización se pueda acometer a distancia por medios telemáticos.

Otras estipulaciones llegarán a los profesores e investigadores a través de correo electrónico.

PAS: El Personal de Administración y Servicios desarrollará su actividad de forma no presencial, con carácter general y en la medida en que sea posible, mediante medios electrónicos. Los términos y condiciones los determinará Gerencia, que pide a los jefes de Servicio y unidades administrativas la decisión acerca de la necesidad de prestación presencial de la relación laboral de algún efectivo.

Asimismo, estblece que, en el caso de servicios presenciales, se atenderá a la voluntariedad entre los equipos de trabajo, así como al establecimiento de turnos.

Durante el tiempo que perdure esta situación excepcional, se exime a los trabajadores de la obligaciónd el marcaje de control horario. Otras consideraciones se comunican a través de correo electrónico.

ESTUDIANTES: Los alumnos deberán permanecer en sus domicilios y procurarán el máximo aprovechamiento académico durante este periodo de suspensión temporal de la actividad, realizando lo que les indique el profesorado a través del Campus Virtual.

Todas estas premisas se unen a las dispuestas en la anterior resolución rectoral, publicada el pasado viernes, horas antes de que se decretara el estado de alarma.

En la citada resolución, el rector aprobaba un protocolo de actuaciones destinado a regular el funcionamiento de los servicios universitarios durante el periodo que dure la situación de emergencia sanitaria, minimizando sus consecuencias. A través de sus normas, se perseguía atender a las necesidades de conciliación personal y familiar de los miembros de la comunidad universitaria para implementar las medidas de contención que las autoridades pertinentes aprueben para abordar la situación de crisis sanitaria derivada de la expansión del COVID-19.

Algunas de las medidas destinadas a los colectivos siguen vigentes:

ESTUDIANTES: Se suspende toda actividad docente de carácter presencial hasta el 30 de marzo y se potenciará el uso de las herramientas y plataformas informáticas disponibles, en especial el Campus de Enseñanza Virtual, para garantizar la formación

PDI: Durante el periodo de tiempo que dure la suspensión, la actividad docente presencial se complementará con las herramientas informáticas disponibles en la Universidad (campus virtual y otros instrumentos para la docencia no presencial). También quedan anuladas las actividades académicas programadas en centros de la UMA, como congresos, jornadas, seminarios, cursos… salvo en aquellos casos en los que puedan celebrarse por vía electrónica.

PAS: Se amplía ahora el trabajo telemático debido a la declaración del estado de alarma, tal y como se ha dicho anteriormente, puesto que se cierran los centros, servicios y unidades.